Buscar
Noticias
Ser o no ser OEA, esa es la cuestión (por D. José Muñoz Barón)
13.01.2012
Ser o no ser OEA, esa es la cuestión (por D. José Muñoz Barón)

Si se me permite la licencia, esta es la pregunta que se hacen muchos operadores, tanto los que no gozan del estatus de Operador Económico Autorizado, como los que ya lo son. 

 

Lo comento desde mi posición de Auditor de las empresas solicitantes, así como de Tutor de las empresas autorizadas.

Todos los días se plantea esta cuestión, ya que las ventajas que tienen los operadores no son todo lo visibles que desearían para el coste y el esfuerzo diario que tuvieron y tienen que realizar para su obtención y mantenimiento.  

 

Desde luego es una decisión que debe adoptar cada empresa y lo debe hacer con todas las consecuencias, para lo bueno y para lo malo, con ventajas y costes. 

 

Yo creo que el fallo de plantearse tal pregunta que encabeza y titula este artículo está en que algunas, pocas afortunadamente, de las empresas que han optado al estatuto OEA, no pretendían ser realmente OEA, sino que querían obtenerlo para no ser menos que el vecino (la envidia es pecado nacional), o por que se lo exigen los clientes (en caso contrario ni lo pediría) o se lo exigen por ser domiciliación (pero realmente está interesado en la domiciliación, lo del OEA no le importa mucho) o porque escuchó la palabra en una de las múltiples charlas que se han dado sobre el OEA a las que ha asistido y comentaron que era ventajoso para la empresa, pero no le preguntes lo que es.  

 

Afortunadamente no son todas las empresas las que podemos englobar en esos grupos, hay muchas que lo han solicitado convencidas de su utilidad, tal vez no a corto plazo para obtener beneficios aduaneros (todo lo nuevo cuesta y más en Aduanas) pero si a medio plazo.  

 

Ser OEA representa mucho más que unas ventajas aduaneras o poder salir en la prensa portuaria diciendo que eres OEA.  

 

Ser OEA es tener una estructura de empresa que te asegure entre otras cosas que la documentación aduanera se va a realizar con las máximas garantías posibles, que se van a declarar bien los distintos conceptos y así mismo que se va a informar a la Aduana o a los operadores de cualquier incidencia para intentar resolverla.  

 

Ser OEA es estudiar los fallos que se cometen y tomar todas las medidas posibles para solucionarlos y que no se repitan, significa comunicar a la Aduana cualquier sospecha de fraude, es ser socio de la Aduana en la represión del fraude, es tener una reputación fácilmente visible en la página Web de la Comisión Europea donde aparece como OEA autorizado.  

 

Ser OEA es asegurar ante la Aduana dentro de tus posibilidades que tus eslabones de la cadena logística son seguros, y que has tomado todas las medidas a tu alcance para ello.  

 

Ser OEA es una política de empresa, de toda la empresa, desde el Gerente al último trabajador, todos deben implicarse en su consecución y mantenimiento. Ser OEA significa que a partir de ese momento, ya no vas a tener que demostrar determinadas exigencias que te puedan imponer tus socios comerciales, ya sean clientes o proveedores.  

 

Ser OEA significa, tener un buen historial de cumplimento ante las autoridades aduaneras, tener solvencia financiera, tener unas medidas de seguridad apropiadas (si fuera OEA también de seguridad) y unos procedimientos que aseguren que todo ello funciona, y como añadido a todo ello, dichas circunstancias han sido certificadas por las autoridades aduaneras.  

 

Como me comentó un operador es como una ISO realizada por las autoridades Aduaneras, y además gratuita. Puede que así sea pero yo creo que es mucho más, es un compromiso de la empresa con las autoridades aduaneras a un trabajo en común en aras a la seguridad de la cadena logística de suministros internacional, es comprometerse a un trabajo de la misma calidad que la administración y con una constante comunicación con ella para cualquier incidencia destacable.  

 

No voy a empezar a detallar todas las ventajas, que son muchas y visibles, ya hemos hablado de alguna, no es el objetivo de este artículo, solo comentar que como me decía Carlos Loucel un gran profesional del otro lado del Atlántico y gran defensor de la figura, “la gente se quiere apuntar al pastel, pero no a la fiesta”. Me costó comprender lo que quería decir, pero una vez que lo hice, le di toda la razón. Para que se entienda. Algunas empresas solo quieren el estatus y enseñar el emblema (el pastel), pero no la fiesta que son todos los procedimientos y su aplicación y todas las mejoras que suponen para la empresa, que es mejor que el pastel aunque no aparezcas en la prensa especializada por ello, como comentaba anteriormente.  

 

Mi experiencia me demuestra que en todos los casos la empresa trabaja mucho mejor al final de la auditoria que al principio, lo que significa que funciona, es más, como muestra su número de sanciones en la mayoría de los casos disminuye de forma ostensible, así pues alguna ventaja conlleva cumplir los requisitos OEA, independientemente de obtener el estatus.  

 

Para finalizar, tengo que comentar que lo que he pretendido transmitir en estas pocas líneas, es que no se opte a ser OEA por inercia, sino que realmente se vea en ello una posibilidad de mejorar, de subir de división, de trabajar a otros niveles, todo esto ya le va a suponer ventajas muy importantes a la empresa, si después las autoridades aduaneras le dan otras ventajas, mejor, pero la empresa ya estará disfrutando de las mismas con las mejoras realizadas en su funcionamiento.  

 

Jose Muñoz Barón

Cuerpo Técnico de Hacienda

http://sites.google.com/site/areasexentasoea/home

Histórico
Buscar
<  1 · 2 · 3 · 4 · 5 · 6 · 7 · 8 · 9 >
Manuel Samper SLU, Agente de Aduanas. NIF: B54760152.
Av. Saturno, 6 Ed. Oficinas, planta 1ª, 03007 Alicante, ES Tfno. 965 928 740 / Fax 965 986 570
Validación XHTML W3C   Validación CSS W3C
www.clicwow.es